viernes, 9 de marzo de 2018

CYCLE: "ELECTRIK"



Como título, Electrik (Subterfuge Records, 2018) resume el contenido de la nueva propuesta de Cycle perfectamente: rock, electrónica, punk, glam, música de baile con influencias de los ochenta/noventa; el estilo característico de la banda desde su formación.

Elegida como primer sencillo, “Three Little Piggies” es pop clásico de Cycle a la altura de “Confusion!!!”, “You Talk To Much” o “Saturday Girl”. Su provocativo videoclip aúna sadismo, nocturnidad, gore y violencia. Las guitarras de Juanjo Puig —que han ganado protagonismo junto al nuevo miembro David Tabu— podrían pertenecer a “Sleeping In My Car” de Roxette. “Wicked” (segundo single) es una de sus mejores composiciones: bajo cavernoso, trabajo electroacústico cortesía de Luís Rodríguez (León Benavente) y coro demoledor. Perfecta para escucharla a las cuatro de la mañana a toda velocidad. En “100 Vidas”, por primera vez en la carrera del grupo, cantan en castellano. Adrenalínica y contagiosa, otra estupenda elección como adelanto.

“Bro” —compuesta en memoria del hermano de David Kano—, cuenta con la guitarra de Floren (Los Planetas), teclados y uno de los mejores estribillos del disco. “Love Is Rock” y la juguetona “Mother & Shape” conjugan glam y punk —una mezcla entre Slade y Suicide— con buen entendimiento de la sección rítmica. En “Number Six” participa Guille Mostaza (Mostaza Gálvez): con la voz de Luke Donovan perlada de eco, sensación de movimiento e influencia melódica de New Order en los arpegios, resulta hipnótica. La estela de los mancunianos vuelve a aparecer en “Dragons & Angels”, el corte más pop del álbum, que transmite la misma calidez que “Sunset Over The Moon”.

“Wreck Ya” y “The Pyre” continúan la senda rockera mostrada en anteriores temas: duelos de guitarras, la dureza de Luke Donovan contrastando con la sensualidad de La China Patino, bajo que parece arrancado de cualquier disco gótico de los ochenta y ritmos bailables. “Revolution”, pura lisergia Primal Scream época Vanishing Point, evoca pistas abarrotadas, éxtasis y botellines de agua en alto. Por último, por segunda vez en la historia del conjunto, cierran con un cover: “Run With You” de Midnight. Aunque no supera “More” de los Sisters Of Mercy que versionaron en Weak On The Rocks (Subterfuge Records, 2005), prueba que se desenvuelven como peces en el agua con piezas ajenas.     

Las producciones de David Kano progresan con el paso del tiempo. Electrik muestra un trabajo maduro, con gran riqueza sonora, vital y desafiante. Siendo realistas, la música que reina en las radiofórmulas españolas es terrible. La única manera de mantener el control del producto es trabajar con sellos independientes en los que prima la calidad antes que el número de ventas. En una escena “alternativa” dominada por grupos indies fácilmente intercambiables, Cycle insisten en ser fieles a su estilo y no realizar concesiones. Después de trece años de trayectoria y cinco trabajos de estudio, deberían estar mejor valorados por la misma crítica que se deshará en alabanzas ante la próxima sensación hipster que irrumpa en el mercado. La experiencia, al igual que los principios, siempre debería ser tomada en consideración.