domingo, 15 de enero de 2017

RESEÑA "GRAVITY GRAVE" CORTESÍA DE SIETEROCK


¿Lo peor de GRAVITY GRAVE? Que se acaba.

La última novela del tinerfeño Alexis Brito Delgado (la primera que llega a mis manos) te engancha desde el primer momento y no te permite dejar el libro mucho tiempo cerrado.

Engancha su historia, engancha sus referencias musicales, engancha su prosa, y es que Alexis sabe que contar y cómo contarlo.

La historia transcurre solo en unas horas. Sexo, drogas y rock, más concretamente indie-rock o lo que surgió a principios de los noventa en Mánchester y que se denominó "Movida Madchester", es lo que vamos a encontrarnos en sus 229 páginas de lectura ágil y entretenida.

Un grupo de jóvenes que sus únicos motivos para vivir son esos. La droga, omnipresente en todo momento, el sexo, al que quieren llegar en todo momento y la música, auténtico nexo de unión de los personajes.

Alexis nos regala un repaso por la música de aquella época recordándola en las canciones que ponen en el coche los protagonistas o también de la que hablan, como en los títulos de los distintos capítulos que conforman el libro. Así vemos que los capítulos tienen títulos de canciones como “I Wanna Be Adored” de The Stone Roses, “The Only One I Know” de The Charlatans o el último, que coincide con el título del libro y que es el tema de The Verve “Gravity Grave“.

Es precisamente este último capítulo, el mejor sin duda (como debe ser). Un desenlace perfecto (que no voy a desvelar para no hacer spoiler), pero que sorprenderá al lector.

Sin duda merece la pena la lectura de este libro. Entretenido, ágil, con vocabulario directo (y muchas expresiones canarias) y una buena trama. Con este libro Alexis Brito ha ganado un nuevo lector que ya está deseando que llegue su siguiente entrega que será a mitad de este año.